Ya es verano y el calor, los cambios de hábitos horarios, el cambio de actividad, etc… invitan a llevar una dieta más fresca y rápida. Además es fácil que esta dieta resulte más sana y equilibrada.
La comida veraniega por excelencia es la ensalada; aquí te presentamos varios trucos para que cada día comas sano y variado durante toda la etapa estival.

Las ensaladas suelen ser muy agradecidas, ya que puedes incluir en ellas todo tipo de ingredientes. Entre las muchas variedades de ensaladas que podemos elaborar encontramos: ensaladas verdes, ensaladas ligeras, de hortalizas, de verduras, de frutas, tropicales, de legumbres, de pollo…

Ensaladas

Día a día puedes combinar los ingredientes y hacer una ensalada temática, un día añadir fruta (manzana, kiwi, pera, piña, melón, uva…), otro verduras (alubia verde, zanahoria, guisantes, soja…), otro hortalizas (patata, cebolla tomate, pimiento, pepino), pasta (sobre todo la pasta de colores rica en verduras)… pero uno de los ingredientes que nunca debe falta en una buena ensalada es la lechuga (puedes sustituirla por canónigos, rúcula o espinacas para que no resulte muy repetitiva) y tomates (tomate cherry o normal).

Todas estas ensaladas admiten como acompañamiento tanto salsas (rosa, mayonesa, salsa de yogurt, ali-oli, salsa cesar) como aceite y vinagre o incluso sin ningún acompañamiento, deja que la mezcla de sabores trabaje en tu mente, verás como te sorprende.

Los frutos secos también suelen ser un buen acompañamiento y le darán a tu ensalada ese toque especial (puedes incluir piñones, pistachos, pipas peladas, nueces, avellanas…)

Comer sano es refrescante y puede llegar a ser hasta divertido, ya que también puedes hacer ensaladas bien de miles de colores o de un solo color combinando todo tipo de ingredientes.

Diseño De Cocinas Modernas